UNA EXPERIENCIA DOCENTE DE LA PANDEMIA EN EL SURESTE MEXICANO

Por Arelí Santillán Bonilla

Enseño a mis alumnos a lavarse las manos, justo antes de la cuarentena

Enseño a mis alumnos a lavarse las manos, justo antes de la cuarentena

En nuestro país se empezó a hablar de cuarentena para las escuelas, a partir de los primeros días de marzo. Después de mucha presión por el panorama internacional del desarrollo del COVID-19, y poca claridad de si se hallaba o no presente el virus en México, la SEP decide que se “adelante el receso de semana santa”. ¿Cómo se vivió en las zonas escolares, en los planteles estas complejas decisiones? ¿Qué hacer con la dinámica escolar, las clases, las tareas, las evaluaciones?

En este contexto entrevistamos a la profesora de secundaria Y.N.M. que laboraba en ese momento en Quintana Roo. Se pone a su disposición este tipo de reflexiones, recogiendo la narrativa de los procesos, considerando que pueden ayudar a tomar mejores decisiones en el próximo regreso a clases, y poder advertir factores que en su momento no se consideraron.

Empecemos con tu nombre completo y tu formación, es decir, ¿cómo es que llegaste a ser profesora?

Hola buenas noches mi nombre es Y conocida como la maestra M. Desde pequeña tuve esas ganas o deseo por enseñar, era de esas niñas que jugaba con las muñecas, les daba clases, o a los niños, siempre me gustó enseñarle a los demás. Estando aquí en Playa del Carmen (es originaria de Veracruz) estudié administración de empresas turísticas, trabajé 15 años en el área turística, en hotelería, llegó un momento en que yo buscaba eso que deseaba en realidad, que era enseñar.

Estuve unos dos años y medio aproximadamente dando clases en escuelas particulares; en las escuelas donde estuve di clases de preparatoria y secundaria, en preparatoria di materias como “agencias de viaje”, “turismo” y “áreas de capacitación, “contabilidad”, por mi carrera de administración, “finanzas”, y también “administración”. Y en secundaria empecé también con temas de turismo, he dado clases de historia de Quintana Roo, también de taller de lectura y redacción, y formación cívica y ética.

De ahí que decidí presentar examen para la convocatoria que se abre cada año para ser parte de la SEQ, del sistema educativo, lo intenté una vez en media superior y no quedé, y en la segunda ocasión que iba a intentar en media superior, ya había pasado la fecha de la convocatoria y el examen, y entonces lo intenté en secundaria, y lo presenté, de más de 200 maestros que lo intentamos, tuve la oportunidad de quedar en 7º lugar, y fue así de esa manera que me coloqué. Llevo ya tres años en escuelas públicas, y dos años y medio atrás también, aunque sin plaza.

Ahora estoy en dos escuelas, me encuentro en la secundaria G que es escuela general, y en la secundaria T, que es técnica.

Actualmente qué materias impartiste en este ciclo escolar, a qué grados, cuántos grupos tenías, y cómo era el contexto de tus alumnos, dónde viven, de qué regiones y nivel socioeconómico

Estoy dando clases de turismo y socioemocional, solo estas dos materias este ciclo. Estoy dando en la G que es la secundaria general, tengo tres grupos de turismo, y a tres grupos de socioemocional, a 1ºC, 1ºD y 1ºE. En la otra escuela que es la T, está en V (colonia popular a orillas de Playa del Carmen), solo le doy turismo al grupo de 2ºB. En total estoy atendiendo a 7 grupos con diferentes materias, de primero y de segundo. Los jóvenes que tengo tienen entre 12 y 14 años, la escuela G está en el ejido, y la T está en V. En las dos escuelas la situación de los jóvenes es en general de un estrato económico bajo, muy poquitos niños son los que tienen una solvencia buena, un porcentaje bajo de mis alumnos sus papás trabajan, ahora en la cuarentena quisiera asegurar que están en casa con ellos, pues se quedaron sin trabajo. Pero algunos trabajos no cerraron en su totalidad, los papás están trabajando, y los jóvenes hacen solos sus tareas, y cuando no había cuarentena, iban solos a la escuela. Son pocos los que llevaban sus hijos a la escuela.

En la escuela G, que está en el ejido, la mayoría de los estudiantes viven alrededor del ejido, en el pedregal, aunque también hay de otras colonias que llegan hasta esta secundaria. Porque se cambiaron de dirección, porque ahí es donde les tocó espacio, y se transportan desde otras colonias, tengo alumnos que incluso vienen desde V, aunque ahí hay una secundaria, que es el otro extremo. Esta escuela se encuentra cerca de la rotonda que va al Centro Maya.

En la otra escuela, en la T, todos mis alumnos según mi diagnóstico, sí son de la misma colonia donde está. Entre las dos escuelas, hay más necesidades y limitaciones en los alumnos de la T, por el tipo de colonia, por ejemplo, en el tema de la red telefónica o con el tema del Internet, batallan mucho para conseguir conexiones. A diferencia de los jóvenes de este lado (del Centro Maya).

Y cuando iniciaron las probabilidades de suspender clases por el COVID-19, ¿cómo fueron, ¿cómo reaccionaron tus autoridades educativas directas?, ¿qué hicieron cuando empezó la emergencia sanitaria, qué apoyos o indicaciones te dieron los directores y supervisores?, ¿cómo era la comunicación?

Mis autoridades, en este caso la directora y el subdirector, que son los que están en comunicación directa con los maestros…el supervisor no tiene tanta comunicación con los maestros, primero yo los vi con una reacción que nos incluyó a todos, que fue espontánea, no organizada. Pues ya habíamos visto en redes y en Internet lo que estaba pasando, y entre ellos ya se hablaba de la situación de lo que sucedía en otros países, pero nadie se imaginaba que se tendría a este grado también aquí.

Entonces la reacción de ellos fue espontánea, los vi preocupados, hicieron una reunión, mandaron a llamar a todos los maestros, y hablamos acerca de la higiene, fue entre el 15 al 20 de marzo teníamos ya poca asistencia de alumnos, porque los medios y los noticieros empezaban a mencionar esto de la contingencia. Entonces lo que se hizo fue una reunión, se pidieron sugerencias de todos los maestros, y al final ellos nos pidieron que armáramos un plan de actividades, no se habló de usar la tecnología para esa primera reunión, porque todavía no tenían ellos la dimensión de lo que iba a venir, que era la ausencia total de alumnos en las aulas.

Entonces nos pidieron que planeáramos unas actividades más fáciles, pero apegadas a los objetivos de aprendizaje para los jóvenes que todavía estaban asistiendo, estábamos terminando de cerrar el segundo periodo me acuerdo, y que iban a convocar ellos también una reunión con los supervisores para ver las indicaciones que aún todavía no les daban. Después hubo una segunda indicación, que era de retirar a los alumnos…bueno antes en la primera nos pidieron que mantuviéramos la higiene, el control entre los chicos, yo di en socioemocional una clase de lavado de manos, ellos no nos dotaron de alguna herramienta, alguna aplicación para ese entonces todavía no. Sí nos pidieron de favor que le pidiéramos a los jóvenes que portaran su alcohol de manos, me acuerdo para ese entonces, y vigilaban en las entradas.

La primera reunión fue antes del 15 de marzo, ya recordé, porque el 20 fue el último día de clases. Entonces como el día 17 nos indican que el 20 de marzo era el último día, que presentáramos actividades para ellos armar una guía, ellos, los directores la armaron, el subdirector y la administración armaron grupos de WhatsApp con los padres de familia, en la T los empezaron a armar, porque en la G ya tenían, para estar en comunicación con todos los papás y alumnos. Por cada grupo armaron un grupo de WhatsApp, y en las dos escuelas usaron también el Facebook para dar avisos en general. Se suspendieron las clases el día 20 de marzo. En realidad el día 19 fue ya de una limpieza general, ya no hubo clases, solamente tuvimos clases 15, 16 y 17 de marzo como tal. Nos pidieron de todas maneras que no consideráramos las faltas de los chicos, porque ya dejaban de ir, y las asistencias no se iban a considerar entonces, y que pusiéramos actividades sin adelantar tanto los temas para no perjudicar tanto a los chicos que faltaran. En este entonces pensábamos que regresaríamos a clases después del receso de semana santa.

Ya ahí, nosotros les hicimos llegar las actividades que nos pidieron, ellos armaron como una guía. Esto fue en la G, se armó una guía con todas las tareas de 15 días, el subdirector armó esa guía en PDF y lo hizo llegar a todos los papás por el WhatsApp.

En la T se tardaron más en pedirnos las tareas, pensaron ellos que pronto iba a pasar esto, ya avanzando los 15 días después, nos pidieron algunas actividades. En la T nos sugirieron usar Padlet para trabajar con los chicos, ellos hablaron también de Classroom, esto fue como el día 7 de abril más o menos, yo no conocía Padlet, la verdad no me gusta trabajar ahí, con esa aplicación, pero seguí las indicaciones y lo hice. Hablaron de Classroom pero no profundizaron y ni tampoco lo tocaron como una opción segura.

Y en la T, les mandaban las tareas por medio de Facebook,  porque todavía estaban ellos terminando de armar los grupos de WhatsApp, no tenían los grupos bien armados.

En cambio en la G, ya tenían hasta las guías, porque nos las pidieron desde el 17 de marzo en la primera reunión. Cada quince días nos pedían actividades sencillas, el subdirector armaba la guía y se las hacía llegar a los papás por medio de WhatsApp, no por Facebook como en la T. En la G no se usaba ninguna aplicación ni nada porque en las dos escuelas tenían previsto que regresaríamos el 1º de junio a trabajar.

Ya para ese entonces se habían reunido después con los supervisores, y la indicación era que los chicos empezaran a armar su carpeta de experiencias, que era una carpeta donde iban a ir todas las tareas solicitadas. En las dos escuelas hubo esa indicación general.

Después hubo un poco de conflicto con algunos maestros que pedían que la carpeta estuviera decorada, que con hojas blancas y otras cuestiones específicas, indicaciones donde los chicos se expondrían para salir a comprar materiales, y se nos pidió que todos cambiáramos pidiendo cosas que ya se tuvieran y que no fuéramos estrictos con el uso de algún material, en las dos escuelas recibimos esas indicaciones. Entonces, que fuera material reciclable, que ya no eran las hojas blancas, que no podrían salir a comprarlas, que no pidiéramos el uso de Internet, porque hay jóvenes que por ejemplo en la colonia V que no tienen Internet en casa, y a veces si la actividad se basaba en ver un video les costaba más megas, que estar revisando para realizar un trabajo sencillo.

Las tareas enviadas por Facebook

Las tareas enviadas por Facebook

 

Entonces los papás se quejaban, porque para ellos era más fácil bajar las tareas de Facebook, que estar viendo videos o una guía, o material adicional que los maestros pudiéramos mandar. Después, como en mayo, nos propusieron usar Classroom, yo ya lo había usado antes, no tuve problemas para aplicarlo, después empezaron a capacitar, bueno no como tal, muchos maestros todavía se quejan porque no saben usar algunas aplicaciones, tampoco los alumnos saben usarlas. Entonces en la T se usó Classroom, de Padlet pidieron cambiar Classroom, y en la G nos pidieron que no forzáramos ni sugiriéramos tanto el uso de Classroom, porque para esto los jóvenes tendrían que tener una cuenta que la SEQ tendría que haber creado, y darle a cada padre o tutor su clave y contraseña, y que no se tenía en realidad la forma de localizar a todos los padres directamente, identificarlos, porque estaban en WhatsApp, pero era difícil saber si eran  realmente ellos y pues era una clave personal.

Entonces de Classroom, que yo usé en las dos escuelas, yo tuve respuesta de un grupo por ejemplo de 35 a 40 alumnos, solo como de 7 niños, era lo máximo que usaban Classroom. Para mí fue un poco frustrante no tener respuesta de los alumnos, el primer mes no hubo ninguna tarea, ninguna respuesta, no hubo comunicación, para ese entonces yo trabajaba con Padlet y Classroom, pero no hubo ninguna comunicación. Tanto en la G como en la T, yo mandaba las tareas y no sabía si los niños las hacían o no las hacían, el primer mes.

Mi preocupación y desesperación por querer saber si los niños realmente estaban trabajando, y peor cuando me entero que ya no vamos a regresar el 1º de junio, lo que opté fue por dar mi teléfono para que las dos escuelas los pusieran en sus grupos, y se comunicaran conmigo por medio de WhatsApp, y pedir que me agregaran a los grupos de los padres, y también di mi Facebook personal , y pedí que se comunicaran conmigo por medio del chat para sus dudas y aclaraciones. Esto porque en total tengo 240 alumnos, y por la materia de tecnología que es turismo, pedí 11 actividades, y de socioemocional pedí  7 durante todo este periodo de la cuarentena.

(Cabe señalar, que para este entonces, la maestra se tuvo que trasladar a vivir al pueblo de su esposo, que en Playa del Carmen se dedicaba al transporte de turistas, y se quedó sin clientes. Para ahorrar, la profesora se traslada a Chiapas y vive con su suegra en un poblado rural con sus tres hijos, un adolescente, un niño de preescolar y una bebé de meses. Por tanto, ella tenía que ir unas dos veces por semana a un café internet del poblado, con su bebé, para consultar si los jóvenes habían mandado tareas, para cumplir con sus alumnos de licenciatura pues trabaja en la UNAD de la SEP en línea en la carrera de turismo, y para ver si había comunicados de sus directores de la escuela T y G. “Mi sueldo como maestra no es lo suficiente para que me quede en Playa del Carmen, es solo una ayuda para mi esposo”)

Entonces ya cuando di mi WhatsApp, la primera semana se llenó mi teléfono por tantas imágenes de tareas. Entonces tuve que cambiar al Facebook, entonces de esa manera entraba al Facebook y no descargaba las imágenes, solo podría verlas y así no me llenaba la memoria.

Varios papás pude ver que una vez que yo me agregué a los grupos y pude mandarles mensajes dándoles saludos de cómo se encontraban se empezaron a comunicar y comprometerse. Tuve que elaborar listas en Excell para ver los estatus de cómo estaban los alumnos, y la posibilidad de si pasaban o no la materia, con el fin de darles una demostración de cómo estaban sus hijos. Después de este mensaje, empecé a ver la preocupación de sus papás, fue donde se hizo y empezaron las llamadas, y los mensajes, me dio más ánimo que ellos empezaron a trabajar, me comunicaba, les mandaba mensajes de ánimo por WhatsApp,  les mandaba videos.

En la G nos pidieron de hecho videos saludando a nuestros jóvenes para hacérselos llegar al grupo de los padres. Empezaron a trabajar, y me gustó que papás se preocuparon, empezaron a hacer que los jóvenes, que los peques trabajaran, ya había dado clases de universidad en línea (en la UNAD) y me quedé contenta con los chicos de secundaria ahora, porque a pesar de que fue algo espontáneo, a pesar de las circunstancias difíciles, de no tener los medios necesarios, muchos se preocuparon y se ocuparon; jóvenes que usaban el Facebook de sus padres para mandarme sus tareas, o de sus conocidos, o de sus vecinos, me hacían preguntas de las actividades. Tuve que mandar las indicaciones  a uno por uno de los alumnos y de cada actividad, también al WhatsApp, a veces tenía que darle clases al papá para que a su vez le explicara a su hijo, así que estoy contenta, cansada sí, pero contenta.

A pesar de no tener los medios, por ejemplo, un teléfono, una laptop, una Tablet donde puedan conectarse, a pesar de que algunos tuvieron familiares enfermos de COVID, otros que tuvieron que viajar a otro lugar como yo, aislados, para estos casos nos dieron la indicación del sistema educativo de no reprobar a ninguno y yo creo que es justo. Tuve que vivirlo en carne propia para entenderlos. Evaluamos según los promedios, del primero y segundo bimestres y las actitudes de ellos durante los dos primeros periodos.

Hubo muchos niños que estuvieron en comunicación constante a partir de esto que te dije, de comunicarme con ellos a través de WhatsApp o por Facebook, hubieron padres que estuvieron agradecidos, mandaron mensajes de agradecimiento y me quedo contenta con ellos también, porque creo que fue un trabajo en equipo. Los papás los vi más involucrados que nunca, los peques preocupados con sus actividades, el sistema educativo también hizo lo suyo,  también dio varias estrategias, varias opciones como el canal televisivo, también se nos dijo que quien entregara las actividades de los canales también eran válidos, de una página de Internet también para actividades de los chicos, y Classroom también por medio de la SEQ nos crearon una cuenta con usuario con clave y contraseña, pero esta casi no la usamos por que la dirección dijo que no todos los jóvenes podrían tener acceso, y por otra parte  no era fácil hacerles llegar individualmente, localizarles a cada uno para poder darles la contraseña.

 

En Chiapas, de cuarentena en el pueblo de mi esposo

En Chiapas, de cuarentena en el pueblo de mi esposo

Muchas gracias maestra M, sin duda la situación complicada que vivieron muchos docentes no solo aquí en Quintana Roo, sino en muchos lugares. Me gustaría preguntar precisamente sobre esos recursos de la SEP, ¿qué tanto te sirvieron las transmisiones de la estrategia nacional en televisión, la radio?, ¿las utilizaste? ¿las usaron tus alumnos? ¿y qué otros recursos de la SEP utilizaste?

Yo para aprender sí estuve en dos webinar y en un tipo conferencia, a mí me gusta mucho ir a las conferencias, aprender cosas nuevas, buscar y aprender. Pero digamos que me sirvió a mí, en el sentido de que conocí opciones, y propuestas de la nueva normalidad, pero como tal para aplicarlas no me sirvieron de mucho, porque el tipo de cuenta que ellos abrieron para cada alumno, y clave y contraseña para poder usarse en la plataforma de Google, no fue como tal exitosa, porque no todos tenían el Internet ni el medio para hacerles llegar, y además ya era mayo más o menos, y ya estábamos avanzados con todo esto, y las dos escuelas que manejo, de donde estoy, optaron por no seguir esa estrategia.

En la televisión sí he escuchado a algunos de mis alumnos que dijeron que les gustaba, pero ninguno de mis alumnos me entregó tareas de ahí, así que me atrevo a decir que no trabajaron con ello, ni con las actividades que pidieron ahí. Así que está bien por medio del sistema educativo la preocupación que tuvieron, las estrategias, las actividades que pusieron son buenas. Conozco a otros alumnos que les hicieron llegar compendios, tipos librito digital, y otras escuelas, por ejemplo, en Chiapas donde yo estuve, pero aquí no. Tampoco escuché que mis alumnos dijeran que hubiera usado la radio ni nada de las otras herramientas que había, así que por más de todo lo que dieron, yo no usé ninguna ni mis alumnos las usaron.

 

Creo que les pasó a muchos docentes, además captar la transmisión de televisión en Quintana Roo de los canales nacionales, solo es posible si tienes antena especial o un servicio de televisión de paga. Para terminar qué tal el estrés para calificar, evaluar, hacer tus portafolios de evidencias o experiencias, con todos los envíos de tareas de tus alumnos que cuentas, cómo viviste esto de organizar tu evaluación final, cómo lo viviste ¿ya terminaste?

La verdad sí fue estresante porque como todo mexicano, la mayoría dejó todo al final, ya como la última semana todos empezaron a mandar más actividades, mandaron las actividades de corriendo y al ahí se va, te prometo que algunas ni estaban respondidas, otras hechas por los papás, le cambiaron la letra, otros ni nombre ni nada pusieron, y para andar adivinando, porque resulta que la mandaban de alguna cuenta de Facebook ya sea de  un familiar o los papás pero sin nombre, entonces ahí me ves investigando de quién es, tratando de traducir las imágenes, que vuélveme a mandar, que había pocos necios que insistían en mandármelo por WhatsApp y les decía que la indicación es por Facebook, porque ya mi teléfono estaba saturado y no podía pagar más datos, entonces  a educarlos, enseñarles a poner sus datos y el tener todas las evidencias, abrirlos, revisarlos y mandar retroalimentación, que si las letras, que si les faltó algún dato, que si eso no era lo que les había solicitado, pero bueno…si fue estresante quedarme hora extras en la noche para terminar

Mandar comunicados, cuidar de qué forma hablarles porque todo lo que está escrito debe ser cuidadoso, ser amable y cortés, ponerme en el lugar de ellos, y por fin gracias a Dios ya terminé, ya terminé con las dos escuelas de entregar evaluaciones, listas, todo lo que la escuela me está pidiendo, y digamos que el día de mañana será el último día (día 19 de junio), nada más tengo que entregar unos reportes y productos que me solicitaron en los consejos técnicos, pero ya casi, ya casi termina todo esto. La verdad sí fue muy cansado, agotador, pues aparte de ser mamá, soy esposa, y aparte de eso soy maestra de mi hijo, porque también le doy las clases de los temas que les dejaron, y él sigue teniendo clases todavía y le dejan 5 o 6 tareas diarias, por las diferentes materias que lleva porque  antes de todo este problema, pues mi esposo tenía buen trabajo, y está en escuela particular, lleva diferentes maestras y no han terminado ellos. Nosotros en la pública ya terminamos y entregamos desde el día 5 estuvimos terminando y la semana pasada entregamos las calificaciones finales.

Siendo la maestra de mi hijo de preescolar en cuarentena

Siendo la maestra de mi hijo de preescolar en cuarentena

 

Gracias maestra M por platicarme esta parte, creo que para cerrar sería importante saber cómo ve esto del regreso a clases, ¿mejor seguimos a distancia, ¿qué va a pasar, qué opina?

Considero que deberíamos tomar muchas medidas, es muy pronto, está planeado para el 10 de agosto, pienso que debería hacerse tal vez para finales de agosto, sigo viendo noticias de la exposición de casos y contagios, tal vez aplazarlo unos quince días más, o a finales de mes, sería un poco mejor.

Y nos dijeron que todo va a depender también de cómo siga la alerta, ya ves que aquí está en semáforo naranja y además, estamos en espera para ver cuáles van a ser los cambios para esta nueva normativa. Planeando a ver si recibirán menos niños, y descansan a otros, o será un día sí y un día no, y nos dijeron que simplemente vamos a esperar a ver qué indicaciones van a haber. Porque la higiene, el cubre bocas, y los hábitos de higiene son lo mejor para prevenirnos, pero, aun así, exponerlos yo creo que deberían de recorrer fecha todavía.

¡Muchas gracias maestra M!

Author: Innovación y Asesoría Educativa AC

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>