EXPERIENCIAS DOCENTES: ALUMNOS QUE REQUIEREN APOYO

Anfitrión de la estancia representando a IAE A.C.: Ma. Del Carmen Lucero Aguilar Baranda.
Apoyo en la transcripción: Laura López Medina.

En el marco de intercambio de experiencias entre colectivos docentes del estado de Morelos y Baja California Sur, promovidos por Innovación y Asesoría Educativa, A.C., le presentamos esta breve entrevista a la Mtra. Nidia Karely Galaviz Báez, esperando animarle a seguir trabajando con  profesionalismo y entusiasmo en la tarea docente de educación básica en México.

karely1Soy maestra de primer grado en la primaria “Jerónimo Ahumada Armenta”. Mi formación fue en la Benemérita Escuela Normal Urbana “Domingo Carballo Félix” en La Paz, B.C.S., también concluí la Maestría en Educación Básica. He asistido a diversos talleres y diplomados.

Los más significativos son:

  • – 6° Congreso Nacional de la Licenciatura en Educación Especial; 2009, Monterrey, Nuevo León (28 horas académicas).
  • – 2do. Encuentro Internacional “Entendiendo y Apoyando a Personas con Trastornos del Espectro Autista: Familia, Escuela y Sociedad”; 2014, Los Cabos, B.C.S.
  • – 1er. Simposium México-Perú “Los trastornos del Espectro Autista: Más allá del Diagnóstico”; 2014, Ciudad de México.
  • – 6° Congreso Internacional de Autismo y A.B.A. En 2017, Guanajuato, Gto.
  • – Curso en línea: Inclusión y Equidad en el Aula y la Escuela (40 horas). Universidad Virtual de Estudios Superiores, Guadalajara, Jalisco.
  • – Curso: Coaching para Docentes (40 hrs). Universidad Nacional Autónoma de México en La Paz, B.C.S. En todos los anteriores participé en mesas de intercambio de experiencias.

Carlos

Voy a platicar del caso de un niño con distrofia muscular. Varios maestros nos dimos cuenta de su diagnóstico desde la preinscripción a primer grado. La pregunta inicial que nos hicimos fue: ¿de qué se trata esto?

Siempre nos enfocamos en encontrar una manera de cómo poder conocer mejor a los alumnos que llegan a la escuela y la forma en que organizaremos el trabajo para atenderlo dentro del grupo. La primera idea que tuve fue invitar a la mamá para que nos informara; también investigué junto con el resto de los profesores, como lo hacemos comúnmente, qué es la Distrofia Muscular de Duchenne para poder ayudar a Carlitos de la mejor manera. Éste tipo de distrofia ocasiona que sus huesos sean

muy frágiles, problemas en diferentes órganos, reducida expectativa de vida, dificultad para el desplazamiento y limitación en actividades físicas.

Una de las primeras acciones que me propuse fue obtener la confianza de Carlos, era un niño muy tímido por sus condiciones de salud. Él se presentó a la escuela un mes antes de iniciar el ciclo escolar, para que la conociera y en este caso a mí, que sería su maestra, y a los profesores con quienes iba a interactuar. De esa manera se logró un clima de confianza con el niño y con la mamá.

Posteriormente, se establecieron metas con la familia, como lograr que el niño se integrara socialmente, que se desplazara por la escuela con seguridad y que lograra los aspectos básicos del primer grado. Después, el siguiente paso fue trabajar en la sensibilización con sus compañeros.

En el salón de clases había otros niños con otras condiciones, no era el único que iba a necesitar de más ayuda. Fue necesario explicarles cómo íbamos a distribuir los tiempos, las formas de ayuda y el trabajo que el maestro José Alfredo Barrientos Abundis (nuestro apoyo en casos como este) iba a brindarnos, a mí como docente, a los propios alumnos del grupo y a los padres de familia.

Gracias a eso logramos un gran avance en primero y en segundo grado. Carlos logró acceder a la lectoescritura perfectamente bien, trabajaba de buena forma en matemáticas, es muy platicador, le gusta preguntar, convivir con todos y es muy amoroso.

El resultado fue una participación muy activa a pesar de la barrera física que él tiene. Por otro lado, se hicieron algunas adecuaciones para asegurar su movilidad. El edificio escolar tiene dos pisos, pero siempre nos aseguramos que el salón de Carlos esté ubicado en la planta baja, así evitamos que suba escaleras y pueda causarse un accidente.

Los niños del grupo hicieron mucha comunidad, fueron muy empáticos, si notaban que un niño ocupaba ayuda, se acercaban a ofrecerla. Lo han hecho no sólo con Carlos, sino con todos los compañeros en general, buscan la manera de cómo auxiliarlos, de cómo ayudarlos “te puedo prestar esto o tú préstame”; es decir, nos apoyamos, la manera de trabajar en equipo que hemos implementado ha dado resultados.

Con el paso del tiempo, Carlitos, como le decimos, logró tener más seguridad para expresarse; él era algo tímido, ahora no lo podemos callar. Tiene una voz muy linda que se puede escuchar en toda la escuela y siempre se acerca con todos, es muy cariñoso.

Uriel

Otro de los casos que quiero describir es el de un niño autista llamado Uriel. El niño no tenía un diagnóstico médico, pero no se expresaba, no podíamos entablar comunicación con él y con el trabajo de investigación que realizamos sobre su caso pudimos descubrir que tenía autismo. En ese momento todo el equipo de profesores empezó a empaparse sobre el autismo, las diferencias con otros espectros y poco a poco hemos atendido a diferentes niños con esta condición.

Uriel, actualmente, cursa la secundaria satisfactoriamente. Aún mantengo comunicación con sus padres quienes expresan que poco a poco ha logrado madurez y mayor independencia.

Luis Damián

Luis, un niño que presenta la condición de autismo, está en el grupo actual que atiendo. Con él se sigue un protocolo de atención, en la preinscripción estaba el diagnóstico definido, sabíamos que íbamos a recibir a un niño con esta condición. Se citó previamente a la mamá, platicamos con ella para saber las condiciones del niño, qué se había logrado hasta este momento en el preescolar y después de nuestra sugerencia logramos también que el niño asistiera un mes antes.

En el mes de junio llegó conmigo para conocerlo, aplicarle una evaluación, platicar, ver qué podríamos lograr y crear un clima de confianza. En ese momento, la atención que prestaba Luis Damián era muy limitada, no logramos platicar mucho, pero sí siguió algunas instrucciones y le gustó su salón.

En el primer día de escuela la mamá lo dejó muy temerosa pensando en que algo le pudiera pasar; él se quedó en la escuela una hora y media y pude trabajar con él. Esa confianza que nos depositó la mamá me pareció maravillosa. Al regresar a buscar a Luis a la escuela ella se sorprendió, estaba contenta por el contacto que logró hacer el niño con todos. Posteriormente, al iniciar el primer año, se establecieron algunas metas con ella. Se le preguntó: ¿usted qué espera que su niño logre?, ¿a qué se va a comprometer para que podamos lograrlo?

En el salón de clases, trabajé el tema con los niños: “Dentro de nuestro grupo vamos a tener a un compañero con una condición…, etc.”. Se les explicó de una manera clara y sencilla en qué consiste la condición, por qué en algunas ocasiones la maestra iba a tener que estar más tiempo con ese niño y de qué manera íbamos a repartir el resto del tiempo con los demás.

Otra acción de apoyo fue el acompañamiento del maestro monitor, José Alfredo Barrientos Abundis. Los resultados nos dejan satisfechos. Carlos logra comunicarse más, platica con sus compañeros, con los maestros, trabaja en equipo porque sigue las reglas de interacción, aporta ideas, contribuye en la elaboración de los productos a veces escribiendo, dibujando, coloreando, etc.; ha aprendido a leer y a escribir, además que la convivencia con sus compañeros es cada vez mayor.

Considero que eso se va logrando gracias al clima de confianza que se conjunta entre los papás, los niños y todo el personal de la escuela como los compañeros maestros, directivos, intendentes y demás apoyos con los que contamos.

El papel del docente

En referencia a mi papel como profesora puedo compartir que la identificación de avances en los alumnos la realizo considerando lo siguiente:

– Mantener un clima de confianza y comunicación con el alumno; es decir, escuchar lo que tienen para compartir al iniciar el día o en algún momento de la jornada, reorientarlo al trabajo, preguntar cómo están, cómo durmieron, cómo se sienten, cómo les fue con la tarea. Animarlos cuando dicen que no pueden, hacerles ver que todos nos equivocamos y así poder percibir sus habilidades de independencia para desarrollar las actividades académicas. Participar expresando sus ideas, necesidades, competencias para trabajar con los compañeros, aceptar ayuda y tener iniciativas para brindarlas, particularmente cuando se auto reconocen lo que han aprendido; todo ello en el marco de nuestros encuentros de trabajo maestra-estudiante.karely2

– Otra de las maneras de identificar los avances de los alumnos es llevar registro de una evaluación formativa, teniendo con punto de referencia las diversificaciones curriculares que se hacen para atender sus barreras para el aprendizaje y la participación. Esto se realiza junto a los docentes del equipo de apoyo que les atienden, así como con los especialistas externos con los que asisten, según sea el caso.

– Una de las más valiosas es mediante el intercambio permanente con los padres de familia, ya que es con ellos con quienes se da el primer paso para conocer a los alumnos, se establecen expectativas y compromisos. Al valorarlos, es posible crear consciencia en los padres de familia sobre los avances alcanzados y las necesidades que aún requieren atención.

Por otra parte, una de las preocupaciones constantes que tenemos los docentes es ¿cómo lograr que avancen? Lo que mejor me ha funcionado ha sido mantener siempre una buena comunicación con los alumnos, evitar tomar personal sus cambios de humor, rabietas y desgano para trabajar; en cambio, yo les ofrezco paciencia, ponemos juntos reglas claras y firmes, les doy la oportunidad de expresarse, darse cuenta cuando tienen una conducta inadecuada y aprendan a pedir una disculpa.

Ciertamente, lo más complejo es hacerles sentir que son parte del grupo, que tienen el mismo valor que todos sus compañeros, que son capaces, inteligentes y que cada uno de los alumnos en distintos momentos reciben apoyos especiales, pero cuando cada niño se siente parte del grupo y escuchado, es cuando logramos la inclusión y, a la postre, el desarrollo del gran potencial de cada uno de ellos.

Lograr que avancen todos es una tarea titánica, por ello, otros aspectos que me ayudan son: organizar los tiempos de atención considerando el tipo de alumnos, priorizar temas, contenidos y aprendizajes, organizar apoyos visuales y auditivos para desarrollar actividades, crear equipos de apoyo entre los alumnos (esta acción de apoyo es motivante porque llega un momento en que todos quieren ser el que ayuda a otro) y con ello llegar a la mayor independencia de todos los alumnos.

Finalmente, les puedo compartir que en nuestra escuela se cuenta con el recurso humano de un profesor monitor, con quien se emprende un trabajo coordinado. Según sean las barreras para el aprendizaje y la participación que presenten algunos de los alumnos se organiza un plan de trabajo considerando acciones como las siguientes: acompañamiento del alumno en el aula, en clases de educación física, actividades artísticas y culturales; se organiza una propuesta de trabajo para atención individual fuera del aula, se establecen horarios y se coordina con el equipo de USAER.

El profesor monitor José Alfredo Barrientos Abundis y yo, como maestra de grupo, desarrollamos el trabajo bajo aspectos como la comunicación, metas y expectativas en razón del diagnóstico de los alumnos, compartimos avances y dificultades observadas dentro del aula, fuera de ella, además de que él brinda apoyo para favorecer la regulación de la conducta, la expresión, la convivencia, la productividad y en fortalecimiento de las áreas débiles de cada alumno. En el momento de la evaluación hacemos un intercambio del proceso formativo para llegar al cierre de periodos. Apoya de igual forma en la comunicación con los padres de familia y brinda sugerencias para lograr mejores resultados.

karely3

Author: Innovación y Asesoría Educativa AC

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>